Cinco mil personas con tapabocas y sin distancia social hicieron parte del primer concierto masivo realizado en España durante la pandemia. El evento no fue solo un concierto, los organizadores buscaron hacer un estudio y demostrar que la reactivación de la industria del entretenimiento es posible.

Love of Lesbian se presentó en El Palau Sant Jordi de Barcelona ante miles de fanáticos que se sometieron a los protocolos de seguridad de la organización. Se trata del mayor evento comercial de este tipo celebrado en Europa en el último año.

Fotos: REUTERS/Albert Gea

Fue impulsado por promotores musicales, un grupo de festivales y un hospital local con el objetivo de demostrar la efectividad de las pruebas instantáneas para prevenir brotes de coronavirus en eventos masivos.

El show se realizó con autorización de las autoridades de salud y con la vigilancia de la Fundación Lucha contra el SIDA y las Enfermedades Infecciosas. Para el ingreso se realizaron testeos masivos, se exigió el uso de mascarillas FFP2 para todos los asistentes y se contó con una avanzada ventilación.

“Durante los 14 días siguientes miraremos cuántos de los asistentes han sido diagnosticados con covid y se reportarán”, explicó Josep Maria Libre, doctor del hospital Germans Trias i Pujol de Badalona.

¿Cómo se realizó el concierto?

Para participar los asistentes no podían tener problemas cardiacos, cáncer o haber estado en contacto con alguien infectado recientemente.

Los asistentes debían realizarse el test de antígenos en los hospitales de campaña que se habilitaron. El resultado estaba disponible en 10 minutos y si era negativo la entrada al concierto (alojada en una aplicación móvil) era validada.

El recinto contaba con un sistema de ventilación que según sus organizadores podría ser más seguro que muchas casas y otros ambientes

El ingreso estaba permitido a mayores de 18 años y menores de 65. Todos debían ingresar con una boleta que costaba entre los 23 a 28 Euros. El valor incluía el test y el tapabocas de alta calidad.

El objetivo del concierto era “descubrir la manera en que podamos convivir con el covid y hacer conciertos de forma totalmente segura”, según explicó a AFP Ventura Barba, director ejecutivo del festival Sónar de Barcelona.

“Es una manera de empezar a hacer un hueco en este túnel y que el mundo de la cultura vea un poco la luz o, al menos, una posible manera de hacer las cosas”, declaró Santi Balmes, líder de Love of Lesbian a AFP previo al show.

Entérate de noticias y novedades de la industria musical visitando nuestro blog y escuchando tmsradio.comco